lunes, 7 de septiembre de 2009

El traje azul, el entierro y la manzana podrida

Tengo una maleta llena de cosas
que jamás usaré,

un bolso de mano
con papeles
en los que escribiré
las desventuras de mi cordura,
y un traje azul Francia,

que usaré para tu entierro.


También tengo las uñas quebradas,

el cabello corto
para no peinarlo,

los labios secos
como las hojas en otoño,

la voz cargada de nicotina
y alcohol,
parezco un cadáver inflado,
un pedazo de carne,

una manzana podrida,

repugnante y molesta
como el grano en la nariz,

eso que no se mira al pasar.


Pero tengo un traje azul Francia,

con zapatos a tono,

el mejor disfraz

para que nadie note

mi desmoronamiento,

porque es tu entierro

y se está de fiesta.

2 comentarios:

la damisela combatiente dijo...

A mi me encantaría enterrar de una vez por todas a una persona, pero no sé cómo hacerlo para que no se note mi desmoronamiento cuando lo haga...Quizás tú pedas prestarme tu traje azul Francia...
Un saludo!

Blonda dijo...

UHHH, me encantó. ASí, tal cual como lo digo. Genial, divino. Quién no ha tenido un traje para festejar un entierro? Pff....

besotes!