miércoles, 8 de julio de 2009

Mientras tomaba sol

Tomando una cerveza,
recostada en el sofá,

bajo la luz de un sol invernal,
esperando ser la que nunca fuí,
esperando nacer en el vientre ajeno.


Sé que no vendrás,
que jamás te fijarás en mí,
porque estás buscando a tu príncipe azul.


Seguiré recostada en el sofá,

quizás escribiendo versos sueltos,

borracha y mendiga,

fumando cigarrillos baratos.


Sin un centavo en los bolsillos,
no pido clemencia,

solo ser escuchada.

2 comentarios:

la damisela combatiente dijo...

Cuando menos lo esperes llegará alguien especial, quizás no tan especial como aquella otra a la que tanto quisiste, pero una persona nueva por conocer a fin de cuentas.
Me encanta tu blog!
Un saludo!

dijo...

Es agradable recorrer tus palabras... Casualmente siempre estoy tomando café cuando lo hago. ^^
Te dejo mis saludos. Hasta la próxima visita...